Fandom

Pretty Cure Wikia

MTPC08

1.452páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

MTPC08
Temporada 13, episodio 8
MTPC08.jpg
Fecha de estreno 27 de Marzo del 2016
Título original Mahō no Hōki de Gō! Pegasasu Oyako o Sukue!
Título doblado ¡Vamos en nuestra escobas mágicas! ¡Salvemos a la familia Pegaso!
Episodios
anterior
MTPC07
siguiente
MTPC09

Mahō no Hōki de Gō! Pegasasu Oyako o Sukue! (魔法のほうきでGO!ペガサス親子を救え!) traducido como ¡Vamos en nuestra escobas mágicas! ¡Salvemos a la familia Pegaso! es el octavo episodio de la Temporada 13 de la franquicia Pretty Cure. Las chicas tendrán que intentar hacerse una foto con un pegaso para poder pasar la prueba y así mejorar sus habilidades con la escoba.

HistoriaEditar

Volando por el cielo en una alfombra, Mirai se sorprende cuando el profesor Isaac dice que van a ver a los pegasos. Este explica que para la prueba de hoy tendrán que hacerse una foto con un pegaso con una pluma mágica. Emily tiene ciertas dudas pero Kay le apoya. Isaac les dice que tienen que aprovechar para mejorar su habilidad con la escoba, y para eso tienen que creer. Mirai está muy emocionada cuando Riko le dice que los pegasos no suelen salir del bosque. De repente, Mofurun se da cuenta de que están rodeados de pegasos y Mirai tratar de volar hasta ellos con su escoba, pero se cae ya que no sabe como volar todavía. En el bosque, Riko reprende a Mirai mientras Jun observa que esto debe de ser difícil para Emily ya que le tiene miedo a las alturas. Ellas se preguntan porque vieron a los pegasos fuera del bosque y Kay les cuenta una historia de miedo sobre una flor que atrae a los animales y se los come. Riko y Mirai se alejan entonces de las demás y Mirai le dice que no tiene porque tener miedo si están juntas. Riko le dice entonces que primero tiene que aprender a volar mientras Ha-chan intenta volar también. El hada es todavía muy pequeña pero lo intenta, animando a Mirai a intentarlo también. Ellas ven entonces a un pegaso y Mirai trata de volar pero su escoba sale disparada. Riko la salva de caerse y juntas tratan de engañar al pegaso para hacerse una foto. Sin embargo, la pluma se cae con Ha-chan y Mirai sale disparada para salvarla, volando muy bien. Riko la sujeta antes de que se caiga, pero ella pesa mucho y caen al fondo del bosque. Caminando por este, Riko le pregunta como pudo volar tan bien, y Mirai le contesta que solo pensaba en salvar a Ha-chan. Ellas se dan cuenta de que para volar solo necesitan creer con fuerza. Mofurun siente entonces un aroma dulce y las chicas se dan cuenta de que hay un bebé pegaso cerca. Ellas se acercan y notan que debe estar herido, mientras Mofurun se marcha. Mirai sigue entonces a Mofurun hasta un campo de flores con una flor gigante. Ella observa que hay muchos animales alrededor y recuerda la historia de Kay, pero Mofurun le asegura de que no es nada malo. Las heridas de Mirai se curan entonces y la chica recoge una flores para curar al bebé pegaso. Una vez recuperado, su madre aparece reuniéndose con su hijo. Cuando una lágrima suya cae, la flor grande se ilumina, apareciendo la Piedra Linkle Turmalina Rosa. Desde la lejanía, Sparda las observa sonriendo. El pegaso madre les da la piedra y entonces el estómago de Ha-chan suena. Riko usa la nueva piedra para invocar tortitas para todos. Mientras comen, Mirai y Riko recuerdan su tarea y le preguntan a los pegasos si pueden hacerse una foto con ellos, a lo que acceden. Cuando van a tomar la foto, Sparda aparece destruyendo las flores y la madre pegaso se encara con ella. Sparda entones la atrapa con sus telarañas e invoca un Yokubaru con la madre pegaso y unas plantas.

El monstruo comienza a destrozar el prado mientras Mofurun detiene al bebé pegaso de ir con su madre. Las chicas se transforman en Pretty Cure, pero al abalanzarse contra el monstruo recuerdan a la madre pegaso y no pueden golpearle. Ellas consiguen estabilizarse mientras intentan que la pegaso despierte. Sparda se burla de ellas y ordena al Yokubaru acabar con ellas. Este se abalanza contra ellas cuando el bebé pegaso vuela hacia ella. El Yokubaru falla y las chicas ven como el corazón de la madre pegaso está luchando para no hacer daño a su hijo. Miracle tiene entonces una idea y Magical se sube a su escoba y distrae al Yokubaru. Ella consigue hacer que se maree y Miracle usa la Turmalina Rosa para separar a la madre pegaso del Yokubaru. Las chicas lanzan el "Diamante Eterno Pretty Cure" purificando al monstruo. Las chicas se hacen una foto con los pegasos y el profesor Isaac se sorprende de que se hayan hecho tan amigos. Ellas se despiden y el profesor les da el sello. Mirando la cartilla, se dan cuenta de que ya solo queda una prueba más. Ellas sonríen pero en el fondo están preocupadas por lo que pasará después. 

Mayores eventosEditar

  • Mirai y Riko tienen su penúltima prueba.
  • La Piedra Linkle Turmalina Rosa hace su aparicion y Miracle la utiliza para atacar

ImágenesEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar